A + A  diseño
joyas-arte y esculturas-joya
diseño de
joyas-arte y esculturas-joya
 
 
 

VIRGEN-SONAJERO
 
Técnica: latón bañado en oro.
Diámetro: 4,5 cm. Altura: 7 cm. Peso: 350 g. aprox.
 
La Virgen, sobrecogida ante la nueva traída por el Ángel del Señor, se cierra el manto, inclinándose hacia atrás.
La forma del cuerpo de la doncella parte del higo, trasunto mediterráneo de la intimidad femenina. Esto se ha
subrayado en la cara y el manto que la envuelve.
La tradición en el tratamiento del tema establece que el material sea tanto más noble cuanto más pudiente sea el
comprador, de modo que a la factura en latón se le puede añadir un baño de oro, pero también se puede encargar
en plata u oro macizos.
La pieza tiene un peso considerable para su pequeño tamaño. Su base convexa plantea la cuestión de si le conviene
estar de pie o si estaría más cómoda tumbada. Dependiendo de las características de la superficie sobre la que se
coloque, puede funcionar como tentempié, indicador del nivel de serenidad de quien la maneje. Debe ser tratada con
sutileza para encontrar su punto de equilibro. Ante la precipitación o el descuido, reacciona cayendo, derrotada.
Sumamente háptica, se adapta a la mano que la acoge. Recibe su calor y se aviva, calentándose también.
Es, incluso, un sonajero, porque contiene un ser en potencia (una bola metálica) que, al agitar la pieza, resuena con
un sordo eco de campana. Cabe la posibilidad de reemplazar esta bola pora un preciado objeto de otra índole, un secreto
valioso que nunca llegará a ser visible.
Es un regalo ideal para el amante distante, con una sutil invitación a la generatividad. (Que tendrá que ser in vitro
si la doncella prefiere seguir siéndolo.)